Shop

Guía sobre el Cultivo de Marihuana

1Germinación

Cubre las semillas Nirvana con una capa de tierra de un grosor máximo de 6mm. Mantén el suelo húmedo y espera a que salgan los plantones. Para conseguir una mejor tasa de germinación, utiliza nuestro Propagator Pro, que crea las condiciones perfectas para la germinación, y el Germination Kit para proteger a las semillas de influencias dañinas y estimular el proceso de germinación.

Germinación

2Fase Vegetativa

Para estimular el crecimiento de los plantones de Nirvana, es muy importante proporcionarles al menos 18 horas de luz y 6 de oscuridad todos los días. Si el clima de la zona donde vives es el adecuado, puedes replantar los plantones de Nirvana en el exterior. De lo contrario, consigue unas buenas lámparas de cultivo y replántalos en el interior. Usa nuestro Root Xtender para conseguir un crecimiento fuerte y vigoroso de la raíz, y Root Pouches para una mejor protección de ésta. Muchos de nuestros clientes utilizan Soiltabs para que sus semillas Nirvana obtengan una óptima y paulatina liberación de nutrientes durante todo el periodo vegetativo.

Fase Vegetativa

3Periodo de Floración

Si las cultivas en el exterior, tus plantas Nirvana comenzarán a florecer a medida que los días se hacen más cortos y llega el otoño. En el interior, deberás cambiar el ciclo de iluminación al de floración, de 12 horas de luz y 12 de oscuridad, cuando las plantas Nirvana tengan la mitad del tamaño deseado, obligándolas así a empezar a florecer. Las cepas autoflorecientes comenzarán a florecer de manera automática, y ahorrarán mucho tiempo de fase vegetativa. En lugar de desarrollar solamente hojas, ahora también florecerán. Para proporcionarles la mejor solución de nutrientes durante el periodo de floración, hazte con unas Flowertabs, que están especialmente formuladas para proporcionar una liberación paulatina de los nutrientes durante todo del periodo de floración.

Periodo de Floración

4Colgar para Secar

Una vez cosechados, cuelga los brotes de Nirvana durante 10 días como mínimo, en un lugar oscuro y cerrado, pero ventilado, hasta que las ramas se quiebren al doblarlas. Lo que tarden a hacerlo dependerá del clima y de la humedad ambiental de la zona en la que vives. A continuación, corta los brotes, recorta las hojas, y guárdalos en un frasco de conserva. Abre el recipiente 2 o 3 veces al día durante 15 minutos para evitar que se forme moho. Coloca una etiqueta en el frasco para acordarte de qué contiene.

Colgar para Secar